Nuestras misiones

Con el éxodo rural de los 1950, muchos pueblos jóvenes han aparecido en las periferias de las grandes ciudades. Aunque la economía peruana está creciendo desde hace 15 años, las desigualdades son importantes. En 2013, el PIB aumentó de 5,02%. Sin embargo, 25,8% de la población está todavía considerada como pobre y 6% está en situación de pobreza extrema. Hoy, la gente sigue buscando una mejor vida en las ciudades y los pueblos jóvenes siguen creciendo. Por esas razones, salud, alimentación y educación faltan a 11 millones de habitantes en Perú (fuente INEI).

Como Arequipa es la segunda ciudad del país, hay muchas comunidades que se construyen en la periferia. Nuestro objetivo es apoyar al desarrollo de estas regiones más pobres de Arequipa.

Actuamos en diferentes ámbitos:

– La salud: el policlínico y las campañas de salud mensuales hechas afuera, dan acceso a la salud de primer nivel a estas poblaciones;

– Nutrición: cuidando el bienestar sanitario y psicológico de los niños de Alto de Amados, a través del Programa de Recuperación Nutricional;

– La educación: apoyando a proyectos específicos de comunidades (construcción de aulas para programas educativos comunales, equipamiento de las aulas…)